Entrevista del Periódico de la Energía a Antonio Delgado Rigal, Doctor en Inteligencia Artificial y CEO de AleaSoft

AleaSoft, 30 de marzo de 2020. Entrevista de Ramón Roca del Periódico de la Energía a Antonio Delgado Rigal, Doctor en Inteligencia Artificial, Fundador y CEO de AleaSoft. En la entrevista se analizan las afectaciones en el sector de la energía provocadas por la crisis del coronavirus. Entre los temas abordados se encuentran las consecuencias en las inversiones en los sectores eólico y fotovoltaico y la importancia de contar con previsiones a largo plazo para hacer frente a situaciones de precios bajos.

Sobre la crisis del coronavirus COVID 19, ¿alguna valoración general y la afectación en el sector de la energía?

Esta crisis está teniendo unos efectos comparables a una guerra mundial y afecta a todos los sectores de la economía y la sociedad. Estamos en guerra contra un coronavirus nuevo que no conocemos y todo se hace más complicado.

A diferencia de la crisis del 2008 en estos momentos los bancos centrales están dispuestos a inyectar liquidez masivamente en los sectores afectados. Es responsabilidad de los gobiernos que esta liquidez llegue muy rápidamente a los sectores más vulnerables para que no se destruya tejido productivo. Con el confinamiento en casa se están conservando los activos para cuando pase la epidemia, en este caso, el principal activo es la vida de las personas que es irrecuperable. Todo lo demás volverá a funcionar normalmente.

Como podemos ver en las gráficas de consumo eléctrico la demanda de electricidad ha ido bajando, lo que indica que la actividad laboral está en mínimos con el cierre de empresas, establecimientos y escuelas. Entre el 16 y 26 de marzo de este año la demanda fue un 8,7% más baja que en el mismo período del año pasado, en el que las temperaturas medias fueron similares a las de este año, y una vez corregido el efecto de la laboralidad. El consumo doméstico ha ido aumentando por la reclusión y el teletrabajo. En estos momentos estamos en una zona de equilibrio o sea, llegando al mínimo. Este observatorio que hemos desarrollado y que está en la web de AleaSoft nos permitirá hacer el seguimiento de la demanda.

A medida que se vuelva a la normalidad, una vez superada la crisis, veremos cómo la demanda eléctrica se va a ir reactivando aunque desgraciadamente algunas empresas no van a poder abrir si los gobiernos no toman medidas urgentemente.

En toda Europa el sector eléctrico está funcionando al 100% con un gran esfuerzo de todo el personal involucrado. No estaba previsto que este problema se fuera a dar. La mayor parte del personal que trabaja en el sector de la energía está trabajando desde sus casas.

En estos momentos que casi toda la población europea está aislada en sus domicilios, los servicios básicos no pueden fallar.

¿El PIB para el 2020 hasta cuanto puede descender?

En los análisis que estamos haciendo en AleaSoft prevemos que el problema fundamental estará en Q2. Siendo optimistas podemos pensar que con el calor del verano y las medidas que se están adoptando, en Q3 estaremos en una fase de recuperación.

Poner una cifra en estos momentos es complicado toda vez que no se ha alcanzado el suelo de la crisis y la situación cambia cada día. En estos momentos nuestro escenario medio para los países de Europa está en torno al 9,5% para este año y 7,5% en el 2021.

En AleaSoft estamos preparando un Webinar para el 16 de abril para tratar este tema. Como los dos realizados con anterioridad, será en inglés y en español.

¿Qué afectaciones puede haber en las inversiones eólicas y fotovoltaicas?

El tema inversiones estará congelado durante unas semanas hasta ver cómo se desarrolla la crisis general.

Esto que está pasando es un aviso a los que han invertido sin una visión a largo plazo.

Con unas previsiones a largo plazo, con una métrica de probabilidades, se puede comprobar que en el futuro el precio va a ir oscilando alrededor de un valor central. Hay que tener previstos los recursos financieros para cuando el precio baje.

Al ser un problema general de fuerza mayor vamos a tener retrasos en casi todos los proyectos.

Los planes del PNIEC se tendrán que actualizar en un entorno de un mercado eléctrico deprimido por la crisis y por los bajos precios del gas y el CO2.

En estos momentos estamos haciendo previsiones de demanda y precios en todos los horizontes para nuestros clientes con los escenarios actualizados, o sea teniendo en cuenta los efectos de la crisis. Para tomar decisiones estas herramientas son fundamentales para tener una visión a medio y largo plazo.

¿Qué pasa con los proyectos fotovoltaicos con un plan financiero a mercado?

Las inversiones en fotovoltaica son y serán rentables a largo plazo. El sur de España será el corazón fotovoltaico de Europa.

Cuando se comienza un proyecto hay que tener en cuenta que estamos hablando de 30 años de horizonte.

Como hemos dicho en varias ocasiones el mercado está en equilibrio. Entre la oferta y la demanda pero también hay un equilibrio entro lo rentable y lo no rentable. Tal vez algunos inversores o promotores se den cuenta que no todo lo que brilla es oro.

Igual que decimos que saldremos de esta crisis, podemos asegurar que el precio del mercado volverá a subir. Este ciclo de subidas y bajadas lo hemos tenido en estos 20 años de mercado y se seguirá repitiendo.

Dentro de unos meses todo volverá a su senda y el sector renovable continuará con el impulso que tenía antes de la crisis. La diferencia será que se le brindará más atención a la visión de largo plazo.

Al hacer un plan financiero hay que tener en cuenta que una parte de la electricidad debe ir a mercado pero otra a PPAs o a futuros con diferentes horizontes.

¿Los planes del PNIEC se modificarán? ¿Cuál es el futuro de la descarbonización?

Después que salgamos de esta crisis se deben modificar muchas cosas, entre ellas el PNIEC. En el mercado eléctrico español, la producción con carbón ha disminuido de manera importante desde hace más de un año y las emisiones de CO2 se han reducido de forma considerable.

El problema está en el transporte basado en derivados del petróleo que, además de CO2, emiten gases altamente contaminantes como el NO2. Hay que potenciar el transporte eléctrico, tanto con baterías como con hidrógeno. En la industria el uso del hidrógeno sustituyendo al petróleo y sus derivados es también fundamental. El hidrógeno es el futuro del transporte, de la industria y del almacenamiento eléctrico.

Muchas comercializadoras pequeñas no pueden afrontar la avalancha de impagados, ¿qué puede ocurrir?

Como en todos los sectores, el Gobierno debe ayudar al máximo a las empresas que tienen problemas.

Con esta crisis, muchas empresas y activos serán comprados por empresas y fondos grandes que están buscando precios bajos para comprar.

¿Esta situación es una oportunidad para los grandes consumidores? ¿Qué les aconsejaría?

Es una oportunidad que deben aprovechar para firmar PPAs y hacer contratos de suministro a medio y largo plazo.

El precio del mercado volverá a subir, o sea, hay que aprovechar este momento.

¿Tienen motivos para preocuparse los consumidores de electricidad? ¿El suministro eléctrico está garantizado?

Trabajamos con los principales agentes que garantizan el suministro eléctrico y todos están haciendo el mayor esfuerzo para que este se mantenga ininterrumpido.

¿Algún comentario o recomendación?

Ante todo seguir las recomendaciones de las autoridades y mantenernos en casa.

Se repite mucho lo de lavarnos las manos con frecuencia pero casi no se habla de la importancia de la hidratación. Tomar agua, aunque no tengamos sed, como se debe hacer siempre en invierno para evitar virus o resfriados. Y especialmente mantener hidratadas a las personas de más edad.

Agradecer a los miles de personas anónimas que hacen posible el privilegio de tener electricidad.

En general, agradecer a todos los que en estos momentos difíciles hacen que todo funcione, garantizan el abastecimiento, el orden público, cuidan a los niños, enfermos y a los ancianos.

A todos enviarles un mensaje de optimismo. Cuando suban las temperaturas en abril, si cumplimos con las medidas de aislamiento, las recomendaciones de las autoridades y de la OMS, la crisis alcanzará su máximo y comenzará a remitir en Europa.

Suscripción al resumen semanal de AleaSoft