Search
Close this search box.

Interview of Energía Estratégica with Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner at AleaGreen

AleaSoft Energy Forecasting, 2 de julio de 2024. Entrevista de Milena Giorgi de Energía Estratégica España a Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner en AleaGreen.

Coincidiendo con los primeros días del verano, Milena Giorgi de Energía Estratégica España, ha entrevistado a Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner en AleaGreen para analizar las perspectivas del mercado eléctrico español en los próximos meses, así como la inversión en energías renovables en el largo plazo.

Con el inicio del verano ¿cuáles son las tendencias que se prevén en el mercado eléctrico español?

Tal y como anticipábamos, la situación de precios muy bajos que hemos vivido en el mercado ibérico de electricidad estaba muy propiciada por las condiciones muy típicas de la primavera, que es la época del año con la menor demanda en la península ibérica, y con una producción hidroeléctrica muy alta.

A medida que entramos en el verano, con un aumento de la demanda de electricidad por el incremento de las temperaturas y una menor producción hidroeléctrica y eólica, los precios están subiendo como se esperaba. En junio, el precio promedio del mercado eléctrico en España se ha situado en los 56,08 €/MWh, mientras que en mayo había sido de 30,40 €/MWh y en abril de 13,67 €/MWh. También el precio que ha capturado la energía fotovoltaica ha subido hasta los 34,57 €/MWh en junio, mientras en mayo habían sido 12,74 €/MWh y en abril, 5,50 €/MWh.

¿Qué implicancias tienen las proyecciones de altas temperaturas?

Sobre todo en los mercados situados en la parte sur del continente, pero también cada vez más en el resto de países más al norte, el aumento de las temperaturas en verano conlleva un aumento muy significativo de la demanda de electricidad para la refrigeración, con la consiguiente presión al alza sobre los precios.

¿Cómo podría impactar en las inversiones en renovables?

La situación de precios muy bajos durante esta primavera alarmó al sector de la energía. Pero ya en esos momentos avisamos que esa situación era muy particular de las condiciones en primavera.

Éstas estaban empeoradas, en esta ocasión, por la caída de la demanda que llevamos desde 2022 fruto de la crisis de precios de la energía.

No es descartable que en las primaveras de los próximos dos o tres años, dependiendo de la pluviometría sobre todo, una situación parecida pueda producirse, hasta que la demanda empiece a remontar de manera firme.

Esto ocurrirá a medida que se van electrificando y descarbonizando todos los sectores de la economía. Pero las inversiones en energías renovables deben tener una visión a 20 o 25 años.

Cuando miramos a largo plazo, la tendencia de los precios es clara y las previsiones no muestran una situación recurrente de precios muy bajos como la que hemos vivido esta primavera, por lo que las inversiones en renovables continúan siendo rentables en el largo plazo.

¿Cuáles son las estimaciones de precios para este verano?

La tendencia de los precios ya ha empezado a cambiar como se esperaba.

Las altas temperaturas, el aumento de la demanda y de los precios del gas apuntan a un verano con cifras claramente más altas que las de la primavera.

Las previsiones apuntan a precios altos durante el verano, aunque más bajos que los del verano anterior.

En los fines de semana y los días festivos es muy probable que se continúen viendo precios negativos o cercanos a cero, pero en el global de los meses de verano, los precios promedios subirán claramente.

Subscription to AleaSoft